jueves, 22 de diciembre de 2005

Sobre la victoria de Evo Morales


En estos días hemos visto como el populismo vuelve a triunfar, Evo Morales se ha alzado con un anunciado triunfo que se suma al de Venezuela y Uruguay, la previsible en Chile, la dictadura Castrista, y el apaño argentino y español.

El caso español, ha sido el ejemplo que han tomado y que seguirán tomando muchos de esos países, donde como en el nuestro, el temor o desconocimiento de la democracia, hace que la violencia y las amenazas hagan que la población elija a la persona más indocumentada del país.


Yo no puedo olvidar aquellas famosas manifestaciones contra la LOU, la Ley de Calidad o la Intervención en IRAK, donde el hecho más destacable era el robo de un jamón del Corte Inglés por parte de los estudiantes. Lo que pasó más tarde aquel fatídico 11 de Marzo, en el que perdieron la vida tantos inocentes, fue una parte más del engranaje que hoy nos lleva a tener un país gobernado por el radicalismo y el analfabetismo más profundo.

En Bolivia, lo mismo, atacar y culpabilizar, hasta llevar a una situación de asfixia política, económica y social a la población, creando la necesidad en le pueblo de elegir como presidente al "único" capaz de salvar del caos que el mismo provocó.

Lo dicho...se vienen aires de declive por todas partes, de crisis provocada por gobernantes ineptos, que le echarán la culpa a un EE.UU., volcado el su lucha por la libertad y en salir adelante de la propia crisis del 11S.

4 comentarios:

  1. Hola "brigate", respecto a tu post discrepo de algunas cosas, aunque en general estoy bastante de acuerdo.
    1º Una premisa obligatoria es diferenciar a los paises de sus gobernantes. Sería injusto confundir a la población norteamericana con Bush (tan injusto como confundirnos a nosotros con Zapatero. Pero, aclarado esto, no puedo tomar a EEUU como paladín de la lucha de la libertad aunque si miramos al resto del panorama internacional no se salva nadie.
    Digamos que EEUU, la Cía, y las distintas administraciones, han manipulado, han cooperado abiertamente con golpes de Estado en el cono sur (Pinochet) y se han inmiscuido abiertamente en la política interna de muchos países más bien en defensa de intereses que poco tienen que ver con que impere la democracia, sino con que sus intereses económicos o su influencia en ciertas zonas no se vean mermados...en general no hay una sóla razón (como opina mucha gente en esas charlas de bar tan lamentables) sino una mezcla de ellas y, desde luego, ninguno tenemos toda la información.
    EEUU ha cometido muchas equivaciones, es innegable,reconocerlo, pero también tiene cosas admirables y envidiables...
    Demonizar a EEUU, como culpable de todo, en un hipócrita intento de tapar nuestra porquería bajo la alfombra es fácil, y gratuito...y está de moda hace mucho tiempo. Evo Morales sólo es otro seguidor de esa táctica.
    Hace años estuve en Bolivia, un pais tercermundista, con caminos de rocas para llegar a La Paz, con barrios donde la marginación de apiñaba alcoholizada frente a fogatas, donde los periódicos anunciaban Estado de Excepción para el día siguiente, donde la luz se iba intermitentemente, donde no existía un poder judicial minimamente digno, donde la corrupción política y policial era una profesión más, donde...(¿sigo?). Pero claro, el problema es EEUU, y Clinton y Bush, y la Bruja de Blancanieves.
    Muchos de esos síntomas que he comentado, no son exclusivos de Bolivia ,claro. Uno de los países más corruptos que he visto en mi vida (¿los gobernantes o su población, demagogos?) es Méjico, donde el rapto, violación y asesinato de mujeres está a la orden del día y queda impune siempre que el raptor tenga buena situación social (seguro que EEUU tiene la culpa).
    Pero no sigo, porque esto es interminable...la historia reciente de paises como Argentina, Chile, Perú, Colombia, por citar algunos de los grandes, es vergonzante. Cuando uno sólo sabe enfangarse una y otra vez en su propia mierda incapaz de levantar la cabeza, lo mejor es siempre buscar culpables fuera, además así se encauzan los odios de la población contra otro, no contra los verdaderos culpables que son los poderes públicos, los gobernantes de esos países.
    ¿Los verdaderos culpables?. Dices que no puedes olvidar el 11M, desde luego, nadie podría. Aparte de la masacre tan terrible sobre la que nada ya se puede hacer yo sentí una gran vergüenza, vergüenza de compartir ciudadanía, nacionalidad y espacio físico con un gran sector de la población. Aclaro que no milito en ningún partido, ni soy simpatizante siquiera de ninguno de ellos. Mi postura, como ciudadano libre, es contraria a la intervención de las tropas españolas en Irak, y la actitud de Aznar me pareció prepotente, ciega y despreciativa en cuanto al sentir popular (creo que unas mínimas explicaciones, con la verdad por delante, no digamos con el aparato de propaganda estilo Psoe, no hubieran estado de más). Esta era mi opinión antes del 11M. Cuando me enteré del atentado, ese mañana, sólo sentí rabia, sólo quería que atraparan a los criminales fueran quienes fueran. Lo que nunca pasó por mi cabeza fue hacer el juego lamantable y vergonzante a unos terroristas, que provocan un atentado masivo días antes de unas elecciones para cambiar el curso de las mismas. Para mi, terriblemente hay algo peor que el juego sucio y rastrero del Psoe en aquellos días (con el "pásalo"): se trata de la cantidad de gente que siguió ese juego macabro, que colaboró con la intención de fondo de los terroristas, que les hizo el juego y encima se sintió bien por "castigar" al gobierno. Todos sabemos que algo así no hubiera pasado en ningún (NINGÚN) pais del mundo medianamente seguro de si mismo, sin raquitismos democráticos ni complejos históricos, pero claro, Spain is diferent y aquí cuando nos atacan, nosotros atacamos al gobierno por facha, por imperialista y por que "yo soy progresista". Sólo recordaré el caso Ingles, con los atentados en el metro, y la actitud de su pueblo y la claridad de ideas con respecto a lo que había que hacer. Está claro que los terroristas saben dónde tienen cancha y dónde no. Se lo habéis puesto fácil...adalides de la libertad y la justicia. A este gente y respecto a mi vergüenza de aquellos días sólo decirles una cosa más: no siento vergüenza de ser español, sino de que vosotros lo seáis.
    (También recordaros que un cubano, un noruego, un irlandés y un marroquí hablan de su patria con orgullo, izan su bandera y nadie les llama fachas ni nada semejante). Es de pena.
    Termino con un pensamiento al hilo de todo esto: Hay algo aún más repugnante que un periódico tendencioso y manipulador; sus lectores.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en mi blog, vuestro blog. Para que el comentario sea publicado es necesario que cumpla unas normas sencillas, el no hacer alusiones personales y ceñirse al tema de debate.
Un saludo.