lunes, 15 de diciembre de 2014

La Ciudad de la Luz fue el sueño de Berlanga

“…la Comisión (Europea) debe considerar que la totalidad de la inversión pública en el proyecto es constitutiva de ayuda ilegal.” Esta frase obliga a los Estudios Ciudad de la Luz SAU, empresa pública de la Generalitat Valenciana a devolver 265 millones de euros a las arcas publicas.

La Ciudad de la Luz estaba considerada uno de los mayores proyectos del Gobierno Valenciano. Nacida en 2000, fruto de un “sueño” del afamado cineasta español Luís García Berlanga, el que entonces era presidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana, encargó al arquitecto especializado en la construcción de estudios de cine Gary Bastien[1] la construcción de un megaestudio en la provincia de Alicante.

En un primer momento la idea era que el proyecto se llevara a cabo en la población de Sagunto (Valencia), ese era el deseo de García Berlanga, conocedor de la importancia, por motivos de personal técnico y artístico, que para la industria cinematográfica tiene la cercanía a Madrid y Barcelona. Pero el compromiso político y personal de quienes entonces gobernaban la comunidad autónoma estaban más al sur, en Alicante. Esta decisión hizo que hasta 2010 no se pudiera contar con personal técnico en la ciudad, teniendo que sufragar cada proyecto cinematrográfico costes extra en dietas y alojamientos del personal más elemental. [2]


Dentro de la política de grandes proyectos, financiados en su totalidad con dinero público, que el gobierno valenciano había emprendido, este iba a ser el más importante para Alicante. En el presupuesto del proyecto ya se estimó una inversión de 270,45 millones de euros, cuando estudios de su misma dimensión pero con inversión privada solían costar cerca de 70-80 millones de euros, como bien indicó más tarde en las conclusiones de su decisión la Comisión Europea, “Un inversor privado no habría llevado a cabo en las mismas condiciones la inversión realizada por la Comunitat Valenciana en Ciudad de la Luz.” [3]

La gestión integral de los estudios se cedió directamente a la empresa vinculada en un principio al entorno de García Berlanga, Aguamarga Gestión de Estudios SL, en el contrato sin concurso, no contaba con objetivos, sin cláusula de rescisión, ni “forma de acreditar la prestación del servicio”, según la Sindicatura de Cuentas en su informe del año 2000 sobre la Ciudad de la Luz SA[4]. Una vez la imagen de García Berlanga desapareció del proyecto, los conflictos contractuales con dicha empresa llevó entablar una serie de denuncias por incumplimientos mutuos a la Ciudad de la Luz y a Aguamarga.

En 2005 se inauguraron los estudios y ese mismo año comenzaron los rodajes.

Aguamarga había sido la encargada de establecer acuerdos internacionales con otros estudios y conseguir producciones cinematográficas para Ciudad de la Luz. El aspecto público de la inversión fue clave para que uno de los mayores estudios cinematrográficos del mundo, los estudios Pinewood de Londres en 2007, decidieran denunciar a la Ciudad de la Luz ante la Comisión Europea por competencia desleal. A esta situación se sumó la imposibilidad de Aguamarga de llegar a posibles acuerdos con los alemanes Babelsberg Studios, que por motivos meteorológicos podrían haber estado interesados en usar los estudios alicantinos.

Desde sus comienzos en 2005 se rodaron un total de 36 películas nacionales e internacionales.


Extracto del trabajo de fin de programa del IESE PLGP.




[1] Bastien and Associates, INC http://www.bastienarchitects.com/

[2] Ben Goldsmith, “The Film Studio: Film Production in the Global Economy.” Rowman & Littlefield (28 de abril de 2005)

[3] DECISIÓN DE LA COMISIÓN de 8 de mayo de 2012 relativa a la ayuda estatal SA.22668 [c 8/08 (ex NN 4/08)] concedida por España a Ciudad de la Luz http://www.boe.es/doue/2013/085/L00001-00035.pdf

[4] Informe año 2000 de la Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana http://www.sindicom.gva.es/web/informes.nsf/0/4C27BE1199B35652C12570CE00339C06/$file/00CVIII1P.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en mi blog, vuestro blog. Para que el comentario sea publicado es necesario que cumpla unas normas sencillas, el no hacer alusiones personales y ceñirse al tema de debate.
Un saludo.